¿Quién fue el Rey Ramiro II de León?

La figura del Rey Ramiro II de León forma parte de nuestra historia, porque él es el personaje destacado en la representación de la Batalla de Alhándiga que ilustra la nueva imagen de Ibéricos Alhándiga, y que además es el motivo principal en el packging de nuestros productos ibéricos. Ramiro II de León es el militar al frente de la contienda, quien con la espada en alto, a caballo y portando su corona, enardece sus tropas para derrotar a las de Abderramán III.

Pero, ¿quién fue este monarca apodado El Grande por sus partidarios y El Diablo por sus enemigos musulmanes? Repasemos algunos detalles de su vida y momento histórico.

Fue Rey de León entre 931 y 951 y luchó activamente, con ferocidad y energía contra los musulmanes a quienes derrotó en numerosas contiendas. A lo largo de su vida fue admirado y destacó por su inteligencia y atrevimiento en romances, coplas, leyendas y relatos populares. La personalidad del Rey Ramiro II de León se define a lo largo de la historia por su gran actividad y fuerte temperamento e, igualmente por su profunda religiosidad.

Cómo llegó al trono Ramiro II de León

Ramiro II, según una miniatura del Tumbo A de la Catedral de Santiago de Compostela (Wikipedia).

Tras la muerte de su padre Ordoño II, comenzó reinando en el norte del actual Portugal, después heredó el resto de Galicia de su hermano Sancho y, posteriormente su hermano Alfonso, deprimido por la muerte de su esposa, le pidió que se hiciera cargo del Reino de León.

El Rey de Ramiro fue coronado en León en 931 y ya en 932 organizó un gran ejército en Zamora para socorrer a la ciudad de Toledo que le había pedido ayuda contra Abderramán III. Después, pasó varios años en luchas de poder con otros familiares que aspiraban a derrocarle y contra su propio hermano Alfonso que quería volver al trono. Sin embargo, Ramiro II se mostró inflexible, con energía se hizo cargo de la situación y derrotó a todos los que intentaban derrocarle. Cuando ya se sintió seguro y fuerte, Ramiro se lanzó a la conquista de la actual Madrid, y su aspiración era liberar Toledo en manos de Abderramán, contra quien lucho en diversas batallas antes para frenar su avance musulmán en la península.

Victoria de Ramiro II de León contra los musulmanes en Simancas y Alhándiga

El momento crucial fue el verano de 939, cuando el califa, al frente de una imponente fuerza militar, se adentró en territorio leonés y Ramiro II lo venció, debilitándolo casi totalmente. en la batalla de Simancas, una de las más destacadas de todo el siglo X.

batalla de alhándiga

En el trasiego de esa ofensiva se sitúa la Batalla de Alhándiga que da nombre a nuestros productos ibéricos. Abderramán se replegó y se encontraron de nuevo en la Batalla de Alhándiga, entre el río Alhándiga y el barranco de Cortos. El rey leonés volvió a derrotar al califa, que ‘escapó semivivo’, según cuentas las crónicas, y hundido regresó a Córdoba.

Esta y otras destacadas victorias permitieron al Rey Ramiro ampliar las fronteras leonesas hacia el sur, hasta las cercanías del Tajo, al mismo tiempo que estabilizó y fortaleció el entramado administrativo, jurisdiccional, institucional y religioso/cristiano de los territorios.

El ocaso del Rey Ramiro II de León

Ramiro II de León
Retrato imaginario de Ramiro II de León, obra de José María Rodríguez de Losada. (Wikipedia)

El final del monarca llegó allá por el año 950, cuando había perdido buena parte de su territorio, tras numerosos conflictos con otros señores del reino y al mismo tiempo contiendas con los musulmanes. Con gran deterioro físico, fue sustituido por su hijo, el futuro Ordoño III, a favor de quien abdicó voluntariamente en 951 en León.

Por aquel entonces, Ramiro II de León debía tener unos 53 años y falleció pocas semanas después.
Fue sepultado en León, en la iglesia de San Salvador de Palat del Rey (en un monasterio que hoy día ya no existe). Hoy sus restos, junto a los de los reyes posteriores Ordoño III y Sancho I de León, están en la basílica de San Isidoro de León y colocados en un rincón de una de las capillas del lado del Evangelio, donde también yacían los restos de otros reyes, como Alfonso IV.

Ramiro se casó primero con su prima hermana Adosinda Gutiérrez, con quien tuvo dos hijos, uno de ellos Ordoño III que le sucedió en el trono, y una hija. El Rey contrajo un segundo matrimonio, y tuvo al menos otros dos hijos, uno de ellos fue Sancho, que sucedió a su hermano Ordoño III en el trono, titulándose Sancho I de León.

Lote Ramiro, un regalo con historia

Bueno, pues ahora ya tienes una pequeña semblanza del Rey Ramiro II de León, quién forma parte de la historia de Ibéricos Alhándiga y, además, da nombre a uno de nuestros Lotes Regalo, el Lote Ramiro, que contiene 5 sobres de Jamón De Bellota Ibérico 50% Raza Ibérica Cortado A Cuchillo de 80 gramos, una botella de vino Izadi Crianza 2017 Rioja y un lomito De Bellota Ibérico Embuchado.

Fuente de información: Wikipedia
Abrir chat