NAVIDAD ALHÁNDIGA

¡Elegancia en tu mesa!
20% de descuento en todos los productos.

* Hasta el 31 de Diciembre

Las ofertas terminan en:

Los mejores tips para conservar Jamón Ibérico

conservar jamón ibérico

Vamos a prepararnos para estos días de fiesta que se nos vienen encima en los que, si bien es cierto que vuestros jamones van a durar menos que en otras épocas del año, conviene tener claro cuál es la mejor manera de conservar jamón y mantenerlo para que guarde todo su sabor, aroma y propiedades saludables.

Es buena idea comprar los jamones ahora, que tienen precios estupendos como los del Black Friday de Alhándiga, y guardarlos convenientemente para disfrutarlos en Navidad.

Podemos encontrarnos con diferentes situaciones, como que tengamos que mantener el jamón ibérico sin abrir durante días o que ya lo tengamos empezado para un consumo rápido o para un consumo más lento.

como conservar jamón

Según sea el caso, estas son nuestras recomendaciones para conservar jamón ibérico:

Si tienes tu jamón cerrado:

  • Debes saber que pueden durarte así, sin problemas, hasta un par de meses.
  • Lo mejor es quitarle el envoltorio y dejarlo al aire o con la malla de algodón que suelen llevar, que respire, y guardarlo en un lugar fresco y seco, donde no le dé la luz del sol.
  • La temperatura optima es alrededor de los 15 grados.
  • Estará perfectamente si lo dejas colgado de la pezuña, en posición vertical, para que esté aireado.
  • Dejarlo puesto en el jamonero también es buena opción, si no tienes forma o lugar para colgarlo.
conservar jamón

Si ya has empezado a consumirlo:

Una vez abierto, lo mejor es consumirlo antes de que pase un mes, para evitar que se vaya secando.

  • Al empezar a cortar acuérdate de reservar unas lonchas gruesas de grasa blanca -no las primeras capas más amarillentas-, para cubrir la superficie de corte cuando termines de lonchear y que se mantenga jugosa.
  • No metas el jamón en la nevera.
  • Consérvalo a temperatura ambiente (lo ideal es sobre los 20 grados) y, preferiblemente en el jamonero.
  • Ve limpiando la corteza y grasa solo la parte que vayas consumiendo.

La diferencia de conservar jamón para un consumo rápido -por ejemplo que cortes cada dos o tres días como mucho- y para un consumo más lento, marcará cuál es la forma más recomendable de cubrir el jamón ya empezado.

  • Si el consumo es rápido, será suficiente cubrirlo con papel de parafina o film de cocina y colocar encima un paño de algodón que evite que se filtre la luz.
  • Si el consumo es más lento, es mejor que solo lo cubras con su grasa y un trapo que no suelte pelusa. El film de cocina puede ocasionar moho si pasan más de dos o tres días son retirarse.
  • El trapo que utilices para ‘arropar’ al jamón debe ser lo más oscuro y opaco posible.

En general, lo ideal es consumir lo antes posible el jamón ibérico, pero puedes optar por pedir que te lo loncheen y envasen al vacío para consumirlo más poco a poco.

En Ibéricos Alhándiga, también tienes la opción de comprarlo en sobres de Jamón Ibérico ya loncheado, que son súper cómodos y dan todo el sabor y el olor del buen jamón ibérico.

Esto mismo lo puedes aplicar a la paleta ibérica. Y quizás pueda interesarte nuestro post sobre las diferencias entre jamón y paleta.