Carnes de cerdo ideales para guisos

carne de cerdo

La carne de cerdo es una alimento sabroso y saludable con una gran implantación en la gastronomía española y que se puede cocinar de muchísimas formas, no solo porque existen infinidad de recetas sino porque del cerdo se obtienen decenas de cortes diferentes con gran variedad usos. Hablamos de un animal muy aprovechable para el ser humano, no hay duda, pero hoy vamos a centrarnos en algunas piezas de carne de cerdo para guisos.


El Lomo es una de nuestras recomendaciones para este tipo de preparación. Una pieza de gran tamaño y que da mucho juego en la cocina. Es un corte muy grande, alargado, que va desde las costillas hasta el final de la columna. Es una carne magra, con mucho sabor y poco porcentaje de grasa. El lomo es un alimento muy versátil gastronómicamente hablando, específicamente en los guisos resulta muy agradable porque es más ligera que otras piezas más grasas.


Del lomo se puede extraer:


El cabecero, que también se denomina mogote, una pieza jugosa y de gran sabor, de la parte inferior del cabecero de lomo. En Ibéricos Alhándiga, te proponemos una receta marca de la casa: CARNE IBÉRICA GUISADA CON CHAMPIÑONES

carnes de cerdo guisada
Carne ibérica guisada con champiñones


En esta parte del lomo del animal, también encontramos la presa o bola, una carne muy selecta porque solo encontrarás dos pequeñas piezas en cada cerdo. Tiene un color rojizo intenso y un veteado muy característico. La presa es perfecta para hacer un arroz con verduras o para un guiso, en cuyo caso te recomendamos que primero la marques para que los jugos se repartan bien en su interior. La grasa infiltrada de la presa es el secreto de su gran sabor.


En la parte más baja del lomo está la pluma, también muy exclusiva, un bocado muy tierno. Por ser una carne magra, antes se usaba mucho en la elaboración de embutidos, pero cada vez se usa más para cocinar. Es más, es muy cotizada porque si gusta la carne muy hecha, esta es la tuya, gracias a su grasa entreverada tienes garantizada la jugosidad.


El Solomillo también es una parte magra y por supuesto puede guisarse, pero como más se utiliza es a la plancha. Lo mismo ocurre con el abanico o el costillar que, aunque se usan mucho por ejemplo en los cocidos o guisadas con patatas, la forma de sacarles más gusto es asados, a la brasa o al horno.

carnes de cerdo presa
Presa Ibérica Alhándiga

Citamos, por tanto, con otras carnes muy apropiadas para guisar, como las carrilleras o el codillo de cerdo.

Y finalmente, dos opciones más, aunque no son para todos los públicos. Nos referimos al morro o las manitas de cerdos, dos porciones del animal que no todo el mundo mira con los mismos ojos…


Los guisos con carne de cerdo ibérico suelen ser recetas de dificultad media baja, solo hay que tener cuidado de que no se seque la carne, cuando eliges una pieza magra. Se puede preparar con patatas, arroz o verduras y los jugos que desprende la carne harán que la salsa o el caldito, como dicen los niños… sea exquisito. Para mojar pan, seguro!!!


Un último apunte, habitualmente los guisos de carne de cerdo están más ricos de un día para otro.

En definitiva, usar la carne de cerdo para guisar es una gran decisión pero, lo dicho, tienes mucho donde elegir.

carnes de cerdo


Lo más importante es que selecciones un producto de calidad. En Ibéricos Alhándiga, tenemos carnes frescas sabrosas y saludables, con las que vas a sorprender a tus comensales, verás como van a chuparse los dedos.


Además, recuerda que la carne de cerdo tiene muchos beneficios nutricionales, como su alto contenido de proteínas y vitaminas importantes como la tiamina, vitamina B6, niacina, riboflavina y vitamina B12; o muchos minerales como el hierro, zinc, fosforo, magnesio y potasio.

No podemos ignorar que la carne de cerdo ibérico también aporta grasas, pero son grasas cardiosaludables, beneficiosas para la producción de colesterol del bueno. Además, los cortes más magros, de los que hemos hablado en este post aportan menos calorías.

No obstante, como todo alimento, no se debe consumir en exceso, lo ideal es tener una dieta rica y variada, en la que no olvides incluir la carne de cerdo ibérico Alhándiga.

Abrir chat